ANÁLISIS: HER STORY

Her Story es uno de los juegos más originales de los últimos tiempos. Desde su escueta promoción, levantó cierta expectativa dentro del panorama indie. Sam Barlow, ex miembro de Climax Studios, dejaba la compañía para embarcarse en un juego muy personal.

her_story_store_art1

Her Story nos recibe con un minimalista menú principal donde sólo podemos darle a “Start”. Aparecemos entonces en un escritorio de ordenador propio de los años 90, con un filtro de pantalla que le da aspecto de monitor de tubo y un sistema operativo que recuerda a Windows 98. También aparece abierta una ventana de lo que parece ser un archivo de vídeos, una caja de búsqueda que por defecto lleva la palabra “Murder” escrita y cinco vídeos de lo que parece ser un interrogatorio. El juego no tiene ni tutorial ni tampoco nada que te ponga en contexto. Por cierto, el juego está íntegramente en inglés, así que se necesita un nivel al menos intermedio para poder entenderlo y jugarlo.

En el escritorio hay otros archivos, entre ellos un ReadMe que te explica un poco cómo funciona el juego: Lo que tenemos delante es una base de datos de la policía con partes de un interrogatorio que se hizo años atrás. Para conseguir más partes del interrogatorio, deberemos buscar por palabras clave. Si por ejemplo buscamos “Hello”, nos aparecerán los vídeos donde la interrogada (que luego sabemos que se llama Hannah Smith, interpretada por la multidisciplinar Viva Seifert) diga esa palabra. Pero si lo dices en más de cinco vídeos, sólo nos aparecerán los cinco primeros. Para conseguir otros, debemos buscar otras palabras. También contamos con otro fichero que muestra que hay 271 vídeos, y cada vídeo que vemos pasa de rojo a verde.

Los vídeos son fragmentos de siete interrogatorios. Los fragmentos pueden ir de tres segundos a dos minutos. Nuestro objetivo final, se supone, es descubrir la verdad de lo que ocurrió. Al principio puede parecer incluso complicado, ya que para nada uno está acostumbrado a esto en un videojuego. Habitualmente tenemos un destino final, incluso si es muy lejano o abstracto. En Her Story no se nos da ninguno, nos sueltan ante ese PC y nos buscamos la vida. Pero a la que ves unos pocos vídeos, buscas una palabra, encuentras más vídeos… En seguida la experiencia se torna muy natural y fluida. Sin que te des cuenta, estás inmerso ya en su mundo, buscas palabras mediante lo que has escuchado o incluso con sólo tu intuición. No existe un orden que el juego te marque… Y eso es lo que juega a favor, y en parte, en contra del juego.

La importancia de la narrativa en Her Story es absoluta, es su única razón de ser. Incluso cuesta definirlo como juego, es casi más un simulador de Google. Esto hace que sea aún más natural y verosímil, ya que haces exactamente lo mismo que harías tú en tu PC. Además, vas descubriendo la historia a fragmentos inconexos que poco a poco tú mismo vas conectando. En este sentido, el juego no es nada intrusivo, en ningún momento te direcciona o intenta hacerte ver lo que ocurre realmente, está enteramente en tus manos. Y la satisfacción de conseguir empezar a conectar esos fragmentos es mucho más alta que en cualquier juego narrativo donde se te lleve de la mano a la conclusión. Pero a su vez, tiene un problema: Como tengas mala suerte, te topas con el final en seguida. No existe restricción, si buscas una palabra que casualmente se dice en el último vídeo, verás ese último vídeo. En mi caso, a los literalmente cuatro minutos de empezarlo, vi un vídeo del final de todo, al poco vi otro del principio que ya me hacía ver casi todo el panorama de la historia y a los 10 minutos lo único que podía hacer ya era rellenar la historia con detalles.

Evidentemente, la sensación que me quedó fue de decepción. La historia es interesante (personalmente, no la considero rompedora ni nada del otro mundo, pero sí es interesante) y me hubiese gustado mucho más ir viendo vídeos en orden algo más cronológico y poco a poco ir haciéndome una idea hasta encontrar cierta palabra que descifra la trama. Pero una mezcla de intuición y suerte me llevó a ello demasiado pronto, así que el resto de la hora que me duró fue más para ir llenando detalles. Pese a que mi experiencia no ha sido tan satisfactoria, no me quiero dejar llevar por ello y veo el potencial del juego. Quien no tenga mi mala suerte va a pasar un rato haciendo de detective muy divertido, va a descubrir una historia interesante (con alguna que otra sorpresa, aunque no lo parezca sí que existe un “final” y unos créditos), va a disfrutar de la muy buena actuación de Viva Seifert (nadie diría que no es una actriz), de una minimalista pero efectiva música de piano para acompañar tus cortos momentos en el escritorio y sobre todo va a disfrutar de no ir de la mano en una aventura narrativa.

bueno

Texto: abarth @abarth_eol
Fotografías y vídeos propiedad de sus respectivos autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s