ANÁLISIS: THE STANLEY PARABLE

Fecha de estreno: 17 de octubre de 2013
Desarrolladora: Galactic Cafe
Distribuidora: Galactic Cafe
Género: Walking Simulator / Aventura narrativa
Plataformas disponibles: PC, Mac
Plataforma analizada: PC

Me apetecía empezar este texto con una cita de alguna lumbrera de la Filosofía del siglo pasado acerca del concepto de libertad de elección -tema sobre el que de facto versa este artículo- cuando, por casualidad, me topé con estas palabras de Miguel de Cervantes: “La libertad, querido Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos. Con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad se puede y debe aventurar la vida.”

Jugar a algo como The Stanley Parable precisamente en un momento en el que los mundos abiertos y su artificiosa sensación de libertad de movimiento parecen ser la gran aportación de esta generación, resulta especialmente refrescante. Galactic Cafe -nombre de la compañía bajo el que actúa Davey Wreden, desarrollador del juego-, nos ofrece una inteligente propuesta interactiva que pretende -como objetivo final- reflexionar  sobre la libertad de elección, los dictados sociales y la subversión a través del propio metalenguaje de la narrativa en general y de la del videojuego en particular.

Apareceremos en una oficina al uso, encarnando a Stanley, un tipo gris sin mayores aspiraciones que dejar que las horas pasen entres sus rutinas laborales diarias. Pero, de repente, se encuentra con que todo el mundo a su alrededor ha desaparecido. Nos levantaremos de la mesa e iremos a ver qué ha ocurrido. La voz de un narrador, de esos que estudiamos como omniscientes, contará lo que nos va pasando… Hasta que llegamos a un lugar con dos puertas… “Cuando Stanley llegó a una habitación con dos puertas abiertas, entró por la puerta de la izquierda”

¿Haremos caso al narrador? Es una opción seguir su narración aunque, también, podemos intentar tomar nuestras propias elecciones. De nosotros depende… ¿o no? Decía Schopenhauer que  “Todos creen a priori que son perfectamente libres, aun en sus acciones individuales (…) Pero a posteriori, por la experiencia, se dan cuenta de que no son libres; su conducta no cambia a pesar de todas las resoluciones y reflexiones que puedan llegar a tener”. ¿Podremos construir nuestra historia?

El título de Galactic Cafe se adentra en terrenos que hasta ahora eran casi desconocidos en el ocio digital. El juego en sí es una reflexión sobre el lenguaje narrativo del videojuego, sin duda, pero también sobre términos filosóficos como el determinismo o el libre albedrío y, de paso, toca temas como los convencionalismos sociales, la economía de producción, la manipulación, el control digital y…, sí, por si alguien lo dudaba, además, es divertido. Es fantástico -de hecho- disfrutar una y otra vez de los paseos de Stanley con la única compañía de la voz del narrador (excelente el trabajo del actor  Kevan Brightin) hasta desembocar en alguno de los varios finales…, o debería decir de principios…, al fin y al cabo, como se encarga el juego de repetirnos hasta la saciedad, “the end is never the end”

Es difícil hablar de algo de The Stanley Parable y no estropear la sorpresa de su desarrollo, así que me centraré, para acabar, en aspectos formales. Estamos ante uno de esos walking simulator tan de moda desde hace un tiempo en la escena indie. Su realización técnica es sencilla, aunque correcta. No necesita mucho más, no en vano es un mod sobre Source, el motor de Valve. En cuanto a mecánicas, poco que decir, puesto que no hay. No hay malos, ni retos, ni saltos, ni acción… ¿Es esto jugar? Desde luego que sí. Su extraordinariamente inteligente argumento nos hace jugar, pero con nuestro cerebro. Esto sí es hardcore… Es infinitamente más retador poner en duda nuestra propia complacencia  que mover los sticks para matar a un boss. Porque… ¿estamos manejando nosotros al personaje o seguimos la dictatorial rutina que el programador quiere que descubramos para acabar venciendo?, ¿quién maneja los hilos?

juegazo
Texto: Guilletek @guilletek
Fotografías y vídeos propiedad de sus respectivos autores.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s