ANÁLISIS: MAD MAX

Fecha de estreno: 1 de septiembre de 2015
Desarrolladora: Avalanche Studios
Distribuidora: Warner Bros Interactive Entertainment
Género: Sandbox
Plataformas disponibles: PlayStation 4, Xbox One, PC
Plataforma analizada: PlayStation 4

Si habéis visto la película de George Miller, Mad Max: Furia en la carretera, ya os digo que el videojuego de Avalanche va en la misma línea de violencia, brutalidad y éxtasis (pensad cómo queráis…). En la película -de lo mejor del cine de 2015, por cierto- se nos presenta un Mad Max interpretado por un escelentísimo Tom Hardy, que ya de primeras aparece atado a un coche que va a toda velocidad por el desierto.

El videojuego de Mad Max no es que se quede atrás respecto a la película aunque es verdad que, aunque nos da mucha libertad, para ser un sand box en un mundo abierto da la sensación de ser algo repetitivo en ciertos puntos. El mapa está lleno de iconos y sitios a dónde ir y cosas que descubrir, pero los objetivos que se nos presentan no son claros. Nos sueltan ahí, pero tampoco tenemos una idea clara de porqué hacer tal cosa, de porqué ir a tal sitio o a tal otro. Bueno, ya os lo digo yo, el objetivo de Max es ir desde un punto A: la guarida del que se convertirá en nuestro más fiel compañero, Chumbucket; hasta un punto B: la Ciudad de la Gasolina. Por el camino, como digo, habrá miles de cosas por hacer (de verdad), pero están propuestas de una forma que quizás no sea la adecuada para entretener a todos por igual.

El mapa está bastante bien planteado y genialmente ambientado. Escenarios desérticos, con zonas y campamentos protegidos por diferentes enemigos; zonas subterráneas, donde ir con nuestro coche será inútil; campamentos entre montañas o encima de largos puentes; carreteras medio enterradas, caminos empedrados, zonas con charcos de petroleo, etc. También nos sorprenderán tormentas de arena que, cuando son realmente duras, irán acompañadas de rayos (más nos vale correr en otra dirección). Todos estos escenarios están provistos de una buenísima iluminación y de ciclos de día y noche que nos harán olvidar que existe el “viaje rápido. Si os mola el tema postapocalíptico, la ambientación de Mad Max os va gustar, y mucho.

Cuando recorremos estos mapas van apareciendo diversas tareas, como conquistar campamentos enemigos, derribar torres o matar francotiradores, desactivar campos de minas, desvalijar ciertas zonas, hacer carreras… Hacer estas tareas nos servirá para ir recogiendo chatarra (la moneda del juego) y para ir minando más y más la influencia de los diferentes jefes del mundo de Mad Max. A su vez, completando ciertos objetivos y subiendo nuestro nivel o rango de “guerrero de la carretera”, iremos ganando unos puntos llamados “puntos de grifa” con los que podremos mejorar un árbol de habilidades que, ciertamente se queda escaso para todo lo que plantea el juego. También podremos mejorar el combate y el equipo de Max (su armadura, sus puños, su escopeta) e incluso podremos cambiar algo el aspecto del personaje (podemos tener barba de varios años) con la chatarra que iremos encontrando a lo largo de todo el juego (al principio escasa, luego os sobrará).

Ya os dije que el juego plantea muchas cosas, pero no muy claras y un ejemplo es todo el tema de las habilidades y mejoras. Están ahí, molan, pero tenemos la sensación de que podrían ser mucho más influyentes en el juego de lo que son, aunque también es verdad que cuanto más avances en la historia los enemigos serán más fuertes (o más locos) y será necesario mejorar todo lo posible. Esta sensación desaparece un poco con las mejoras del Magnum Opus (el coche de Mad Max). Aquí la rama de mejoras es mucho más clara, tanto los objetivos que hay que cumplir para desbloquear esas mejoras, como lo que nos aportará el tener cierto equipo activo. Podremos mejorar el motor del coche que nos dará aceleración, su armamento (arpón, rifle de francotirador, cañón, lanzallamas…), su blindaje y también su estética (pintura, carrocería, etc). También iremos encontrando unos modelos especiales de carrocería, llamados Arcángeles y desbloquear coches enemigos llevándolos a las fortalezas que hayamos conquistado.

El combate es una mezcla entre el Sombras de Mordor y los Batman. Tenemos un botón con el que atacamos (cuadrado) y otro con el que hacemos contraataques (triángulo). Como podéis intuir, es algo pobre y al final todo se resume en hacer que Max pegue lo más fuerte que sea capaz y esquive todos los golpes que pueda. Con eso en mente, tendremos que ir encadenando golpes para entrar en un modo llamado “modo furia” que nos permitirá acabar antes con los enemigos y poder realizar unos movimientos de finalización (con cuchillos, a patada limpia o con armas que quitemos a nuestros enemigos) muy chulos que se hacen pulsando un botón en el momento adecuado cuando nos aparezca en pantalla.

De la historia no os voy a contar nada. No es sorprendente, no es original, pero es pura acción y brutalidad. Hasta hay cabida para el amor, ahí lo dejo.

Todo esto es Mad Max. Un videojuego que está formado por muchas cosas buenas y bastante sólidas como la jugabilidad, las mecánicas y la ambientación, pero que está algo falto de sentido, entusiasmo y, sobre todo de personalidad propia. Mad Max no es un juego grandioso, ni siquiera es un gran juego, pero no es para nada malo. No tiene grandes errores y es bastante divertido. Tendrá el sentido que cada uno le quiera dar y será repetitivo hasta el punto que cada uno quiera. A mi me ha durado más de 50 horas y lo he disfrutado mucho. Cuestión de gustos, como todo.

bueno
Texto: BlueBlood @MaRtA_infinity
Fotografías y vídeos propiedad de sus respectivos autores.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s