EL RINCÓN DE LA BILIS: ME GUSTA(BA) EL FÚTBOL

En 1987 yo quería ser Gary Lineker, la flamante nueva estrella de mi FC Barcelona; equipo habituado al fracaso por aquel entonces. Lloré amargamente viendo por televisión como Helmuth Duckadam -aquel maldito portero rumano- desbarataba las posibilidades de convertir el ansiado sueño húmedo blaugrana de conseguir la Copa de Europa en realidad.

Mis intentos de emular en la vida real al delantero inglés rozaron lo patético, y acabé arrastrando mis frustrados trece años hasta la habitación en la que Papaco -padre mío, Francisco de nombre y gamer pionero- había habilitado nuestro flamante Amstrad CPC 6128. Match Day II, el maravilloso juego de Jon Ritman, calmó mi dolor -aunque fuera de forma virtual-, se apoderó de mis tardes y me permitió iniciar un idilio con los simuladores futbolísticos que ha durado veintiocho años… Hasta que se nos rompió el amor.

7f4f8c_8acf1398f95e477582e1a717f85c6f76

El World Soccer de la Sega Master System fue el siguiente, y luego vinieron muchos: El desesperante Kick Off (Dino Dini, vale que lo de que la pelota no se quedara pegada al pie era revolucionario, pero casi me cargo la mesa de darle puñetazos), el glorioso Emilio Butragueño Fútbol, en el que su revolucionario sistema de player-id diferenciaba del resto al “Buitre” con un maravilloso sprite capilar de color amarillo, el Míchel Fútbol Máster…

Luego llegaron los 90 y la noche empezó a confundirme hasta que, merced a la primera Playstation, retomé mi afición por los videojuegos en general (y los simuladores de fútbol en particular) con aquel Actua Soccer y sus espectaculares gráficos 3D. Fue en 1996 cuando caí en las redes de Electronic Arts y su FIFA97. Aquel juego, con David Ginola en la portada, era un desparrame técnico que parecía imposible, ¿hasta dónde íbamos a llegar a nivel gráfico si en apenas diez años habíamos pasado de Match Day a esto?

Fue al año, en 1997, cuando coincidiendo con el Barça de Van Gaal y Rivaldo, quedé prendado de ISS Pro, el extraordinario juego de Konami que, hizo pasar a segundo plano entre mis preferencias a muy buenas propuestas como FIFA 98 o el curioso Líbero Grande. Desde entonces, cada año, en las mismas fechas, bajos sus distintas nomenclaturas -ISS Pro, ISS Pro Evolution y Pro Evolution Soccer- y a través de distintas plataformas, el juego de Konami ha sido un fijo en mi agenda. Tuve mis escarceos ocasionales con algún Fifa, o con nuevas ip como aquel fallido Esto Es Fútbol de Sony, pero siempre acababa en el “pro”. Y eso que en sus primeros tiempos, el juego de la compañía japonesa no tenía siquiera licencias de ningún tipo. Trenzar jugadas con Roberto Larcos (Roberto Carlos), Ravoldi (Rivaldo), Batistero (Batistuta) o Romualdo (Ronaldo) era algo mágico; e incluso editar las plantillas y dejarlas perfectas era un reto en sí mismo.

LLegó Ps2…, y luego 360, y FIFA recuperó el terreno perdido mientras el resto de competidores por el trono del futbol virtual se fueron retirando. Ya sólo era cosa de PES y FIFA. Las fuerzas se igualaron, los dos eran buenísimos…, incluso parecía que el juego de Electronic Arts tomaba la delantera pero yo ya era de Pro. Y, entonces, de repente, todo comenzó a ir mal.

FIFA se sacó de la manga el Ultimate Team, uno de los mayores engañabobos (lo siento, amigos, vedlo así, el diagnóstico prematuro es lo mejor) de la  historia del entrenimiento. EA convirtió un juego -que ya de por sí era un éxito comercial- en la gallina de los huevos de oro; cromos, micropagos y borregos: la combinación. Mientras, al otro lado del Pacífico, un virus de origen desconocido pareció convertir al equipo de Seabass en un puñado de inútiles que convirtieron mi adorado juego en un simulador de mechas futbolistas (esas animaciones no podían buscar otra cosa), que poco o nada tenía nada que ver con los maravillosos juegos de antaño. El caso es que por avaricia o por inutilidad sobrevenida las dos sagas, únicas representantes del fútbol electrónico, se convirtieron en lo que ahora son: representantes de lo peor del mundo del videjuego.

Pero soy cabezón, maño para más señas, y este año caí en las redes de PES16. La edición del año pasado, siendo un juego con miles de defectos, pareció apuntar en la buena dirección por lo menos en cuanto a jugabilidad… Pero, falsa alarma, el juego volvía a ser más de los mismo: gráficos vergonzantes (que sí, que la cara de Neymar mola, lástima que nunca se vea así en el juego), césped absurdamente mal hecho, plantillas del año pasado. ¿Pero que maldita broma macabra es esta?, ¡Qué este juego comparte motor com MGS V: The Phantom Pain!, cualquier soldado random del juego de Konami está mejor hecho que estos peleles con piel de cerúmen. Simplemente vergonzoso. Para rematar, alguno de los hamsters amaestrados que supongo hicieron el juego decidió poner porteros de finca bajo las porterías, en lugar de guardametas balompédicos… Barça 8 – Real Madrid 6… Con tres asistencias de Xavi, desde Qatar… Claro, Casillas no pudo hacer nada desde Oporto. Así que, entre niveles de vinagre difícimente soportables incluso para una persona entrenada como yo, vendí PES y compré FIFA. Lo dicho, del mismo centro de Zaragoza.

Y FIFA tiene también unos gráficos de mierda; visualmente es muchísimo mejor que PES, pero, vamos a ver, ¿esta gente no ha estudiado anatomía? ¿Qué modelados son esos? Encima, el juego está orientado de forma alevosa y descarada hacia el maldito Ultimate Team… Nada, vendido.

7f4f8c_c1597815c64941a6b4ac5894b9b49f1a

De 1987 a 1997 la evolución fue abismal, desde entonces se han mejorado gráficos, jugabilidad, inmersión, ambientación…, básicamente, todo… Hasta que un día, EA y Konami se dieron cuenta de que los jugadores comprábamos lo que nos echaran y decidieron dejar de evolucionar. La última es que Konami ha anunciado que PES sería free to play con contenido limitado…, ya os cobrarán el resto, a mí ya no me pillan. En fin, veintidós chapas y una bolita de papel, tengo que marcar dos goles para remontar, os dejo.

Texto: Guilletek
Fotografías y vídeos propiedad de sus respectivos autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s