ANÁLISIS: BEYOND: DOS ALMAS. REMASTERIZADO

Fecha de estreno: 24 de noviembre de 2015, Versión original de Octubre de 2013

Desarrolladora: Quantic Dream

Distribuidora: Sony

Genero: Aventura Gráfica

Plataformas disponibles:  PS3 (Edición original) y  PS4 (Edición remasterizada)

Plataforma analizada: PS4

Estoy de remasters hasta el moño; pero hacer cuatro retoques a un juego de hace dos años, y volverlo a poner en el mercado empieza a entrar en el terreno de lo difícilmente defendible. Parece que Sony hace esto pensando en gente como yo, que no tuvo PS3 y corría el inasumible riesgo de perderse semejantes obras maestras. ¡¡Los cojones!!  Pero bueno, como cierto es que no lo jugué, me chiflan las aventuras gráficas y existen las cuentas compartidas, decidí que sería interesante jugar a este Beyond: Dos Almas.

7f4f8c_6c77c06eb3374237873923392753258f

Ya había jugado en PS2 -hace nada menos que diez años atrás- al notable Farenheit pero, desde entonces, no había vuelto a entrar en contacto con la obra de Quantic Dream aunque, como aficionado al mundillo gamer, he seguido las andanzas del estudio francés y su cabeza visible: el controvertido David Cage. De hecho, quienes me conocen tanto a mí como mis gustos, coinciden en que “Heavy Rain”, también obra de esta gente, se convertirá en uno de mis juegos de cabecera en cuanto lo pruebe. Os lo contaré.

Pero volvamos al que nos ocupa. Como he dicho, me gustan las aventuras gráficas. Mucho. Mi predisposición hacia este tipo de juegos, que tan poco se prodigan en los últimos años, me lleva a tratarlos con dulzura y pasar por alto muchos de los fallos jugables que por definición tienen. Por otro lado, y para compensar, también reconozco que el Cage este me cae gordo. Una persona que se pone un nombre artístico para hacer juegos, no mola; pero si encima cambia  un nombre tan cool como David De Gruttola por el vulgar e insípido “Deivid Keich”, y, en cada comparecencia pública inunda la estancia con su inabordable ego, pasa a la lista de personajes a evitar rápidamente. En fin, con la balanza equilibrada entre mi amor por el género y el rechazo que me produce el supuesto artista, me dispuse a abordar mi idilio con Beyond: Dos Almas.

El análisis de estas obras (tan) narrativas no es fácil, ya que el grueso del juego, su razón de ser, es la propia historia… Y, aunque no os haría perderos nada épico, no seré yo quien os spoilee. Sólo diré que el juego nos pone en la piel de Jodie, una chica “especial” a la que acompañaremos durante distintos momentos de su vida, desde su infancia hasta que es toda una treintañera. Lo primero que llama la atención en Beyond es la aparición de caras conocidas. Ellen Page (Jodie) y el nunca suficientemente ponderado Willem Dafoe (Nathan Dawkins) realizan una notable “actuación virtual” a lo largo del juego que, además, se ve reforzada por el extraordinario tratamiento facial del que hace gala la obra de Quantic Dream. Es mucho más sencillo empatizar con personajes que parecen tan humanos, frente a los acartonados y descaradamente mal hechos rostros de otros juegos (si conocéis a alguien que empatiza con un personaje de Fallout 4, mantened la distancia, no está bien). El estupendo doblaje al castellano acaba de redondear el empaquetado del juego.

7f4f8c_2de58aaea4bb46049a0fb3bc89ec5e11

Y la verdad es que la presentación estética del juego es buena. Aún tratándose de un juego de PS3 aguanta el tipo perfectamente e incluso destaca por encima de la media actual en muchos momentos. Buenos gráficos y animaciones, destacables interpretaciones, excelente doblaje y muy notable banda sonora (a cargo, por cierto, de los Hollywoodienses compositores Hans Zimmer y Lorne Balfe) …mola, ¿no? Poco que reprochar a nivel técnico, eso sí, de “remasterización” tiene el nombre y el cambio de carátula: el juego sigue a 30fps y con unas hermosas bandas negras que reducen nuestra pantalla por cortesía del señor De Gruttola.

Desgraciadamente, todo este maravilloso envoltorio esconde una historia plana, vulgar  y previsible que no consigue generar la tensión necesaria. A ello contribuye mucho la pésima gestión del ritmo del juego, en gran parte debido a la presentación narrativa de la historia en forma de flashbacks y saltos adelante en el tiempo. Cierto es, que para esta remasterización se ha incluido la posibilidad de jugar Beyond de forma cronológica, pero yo he preferido hacerlo tal y como lo concibió su creador.

La historia no es buena, pero tampoco es un desastre… O quizás sí, pero, al fin y al cabo, es un videojuego…, ¿o no? Porque jugar, jugamos poco. Algunos QTE, y paseos hiper-guiados por pasillos tan estrechos que su sola presencia anularía las posibilidades de conseguir la cédula de habitabilidad de cualquier vivienda. La sensación de estar viendo una película en la que, de vez en cuando, nos dejan “hacer algo” es total. El gran problema es que ese “algo” apenas influye en la trama: da igual qué digas o contestes, da igual que falles todos los QTE, da igual todo… Porque tú no importas, sólo lo que Cage ha querido contar: Es su puñetera obra y nos la muestra. El jugador no está invitado a participar en ella aunque -en ocasiones- intente convencernos de lo contrario.

7f4f8c_8cae3b1e87b44a40906e222056942051Decir que Beyond es una película no es justo, pero que es un videojuego -en el sentido clásico del término- tampoco.  Quizás con una historia memorable, o con una sensación real de influir en el desarrollo de la misma, o con una mecánicas jugables atractivas, o -yo qué sé- con unas gafas VR que te metieran en medio de la acción… Pero nada de eso ocurre. La historia es una pueril mezcolanza de ciencia ficción, fenómenos paranormales y melodrama que naufraga irremediablemente; a pesar de las estupendas actuaciones de Dafoe (tío, que has hecho “Platoon” y “La Última Tentación de Cristo”, ¿qué haces en medio de esta mandanga?) y de esa versión de carne y hueso de mi adorada Ellie de The Last Of Us que es Ellen Page.

No me lo he pasado mal jugando, o interactuando, o viendo, o lo que demonios haya hecho con este Beyond pero, lo he acabado esta tarde y empieza a borrarse rápidamente de mi memoria… Serán cosas del inframundo.

basura

Texto: Guilletek
Fotografías y vídeos propiedad de sus respectivos autores

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s